Algunos panes típicos de Grecia

El pan forma parte indispensable de la cultura de las civilizaciones y de la sociedad actual. De hecho en muchas dietas, como en la mediterránea, es considerado como un elemento básico. Tal es así, que la Fundación Dieta Mediterránea, fundación que fomenta los valores de la misma,  incluye en su decálogo una premisa sobre la importancia del pan y los alimentos procedentes de cereales argumentando que deben formar parte de la alimentación diaria. “Su consumo es indispensable por su composición rica en carbohidratos. Nos aportan una parte importante de energía necesaria para nuestras actividades diarias”, indica esta institución.

En este alimento de apariencia y composición sencilla, los cereales utilizados para su elaboración juegan un papel esencial al igual que los procesos de amasado, las tradiciones culinarias de cada país, cada cultura o cada religión. La presencia o ausencia de ingredientes y su aspecto externo hacen que elaborar un pan artesano sea un auténtico arte culinario.

En cuanto a su origen, se considera que Grecia fue la civilización que perfeccionó el sistema de elaboración del pan que anteriormente habían definido los egipcios. Sobre todo a grandes escalas, ya que introdujeron una serie de procedimientos que permitieron el procesado de grandes cantidades y la aparición de la figura del panadero como oficio.

En Grecia existen más de 70 tipos de pan que conforman su cultura gastronómica. Muchos de estos panes  tienen una apasionante historia. El pan, en la mitología griega era un símbolo de ofrecimiento a los dioses.

Dentro de todos los panes existentes en Grecia, destaca el pan de pita como el más común de todos ellos. Pero habría que destacar también el pan Bobota, que es un pan griego que originalmente lo hacían las personas con menos recursos económicos porque en la elaboración de este pan se usan ingredientes simples. El pan Bobota suele ser muy quebradizo, pero se puede hacer en cualquier textura, como pan robusto o bien  con una consistencia similar a la polenta.

 

Por otro lado el Horiatiko Psomi, es un pan griego denso y crujiente que ha sido hecho en hornos de leña durante siglos y es muy popular en la Grecia rural. La textura de este pan es perfecto para degustarlo con aceite de oliva y salsas. Se elabora mezclando diferentes tipos de harinas. Algunos cocineros prefieren utilizar masa fermentada en lugar de la levadura en la receta.

 

Los panes Skorthopsomo y Tyropsomo  son otros tipos de panes griegos simples pero muy sabrosos y por lo general se sirven con las comidas. El Skorthopsomo es un pan elaborado con ajo fresco.

 

 

El pan Lagana o pan del lunes limpio, sólo se hace el primer lunes de Cuaresma, de acuerdo con las iglesias orientales ortodoxas, que son comunes en Grecia. El pan es un pan leudado, es decir fermentado con levadura, sencillo y suele disfrutarse con mariscos

 

 

Por último, El pan de pita, que puedes degustar en el Greek Taverna y Greek Village, es un pan redondo que cuando se corta por la mitad, contiene un bolsillo y se usa comúnmente para hacer sándwiches. El bolsillo se forma por el vapor de agua durante el proceso de cocción. En Grecia, los  gyros pita son hechos añadiendo tomates, cebollas, carne y tzatziki a la pita. Si por algo  nuestros restaurantes se han hecho famosos en la isla de Gran Canaria es por tener uno de los mejores panes de pitas. Suele formar parte de todos los aperitivos (mezze como se dice en griego) acompañándolo de hummus o tzatzki aunque solo resulta también una delicia.

Leave a Reply